Su hija

Solitario y vencido por sus victorias, un amante perdió el corazón que no sangra en la última batalla.

Una celestial propuesta de amor se oyó en el viento cuando el trueno trajo sabiduría al amor en un natural invento, su hija.

Cuento incluido en el libro El Abra

@Aristides U. Palacios

Compartirlo desde aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.