El salto de la ballena

Un largo camino cargando vida para dar a luz otro destino.

Un ballenato estrena su espiráculo en la primera bocanada de aire para comenzar otra historia.

De aquí para allá, en la turbulencia de su madre entre sueños, ya aprendió a nadar.

Y es el día, se sumerge y se impulsa recto ascendente, frente a ella la muralla límite de su hábitat, velocidad y empuje, ahí va.

Su primer salto en libertad.

Cuento incluido en el libro El Abra

@Aristides U. Palacios

Compartirlo desde aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.