Atrapado

Un hombre de la ciudad de Boston, asfixiado por el estrés, decidió alejarse de la prisión y la rutina.

Tomó unos días de vacaciones y viajó a Sudamérica para disfrutar de su naturaleza.

Entre los distintos lugares que recorrió quedó atrapado en la belleza de unas cascadas.

Al regresar de su viaje fue a trabajar como habitualmente lo hacía, era un hombre más, sin el alma en su lugar, lejos.

Cuento incluido en el libro El Abra

@Aristides U. Palacios

Compartirlo desde aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.